Dreaming on pink

Con el corazón muy roto...

Otra vez, aquí  con el corazón muy roto, pudiera decir que las lecciones mas dolorosas se aprendan así, a ese modo tan cruel,  con el llanto desbordado en los ojos  y con el nudo en la garganta que apenas te deja respirar,  el final mas usual para una crónica de desastre que  ya veías venir pero te negabas a detener con la esperanza de que, cuando estuviera a punto de acabar contigo, por milagro,  se desviara o no pasara lo que tanto temías... lo que sabías dentro de ti que pasaría, porque para tu mala suerte la intuición la tienes mas desarrollada de lo que desearías y porque  la experiencia te ha demostrado que pocas veces te equivocas; hacía ya algún tiempo que ese nudo en la garganta no me visitaba,  hacia tiempo que no me rompían el corazón, hace tiempo que no tenía una tarde de acerrín, como suelo llamar a la tristeza para desviar la atención y restarle importancia, que si  algo es cierto es que la tristeza  nos recuerda cual humanos somos cuando ya se nos ha olvidado.... 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: